Inspirado por artistas como el pintor gaucho Molina Campos, Bebeth, Mordillo y el arte popular en general, las imágenes de Martin Gordopelota retrata la cultura futbolística argentina con un sentido del humor irónico. Sus personajes son la antítesis de la imagen heroica del futbolista profesional. Trabajando principalmente con acrílicos sobre lienzo o papel, Martin crea sus obras después de jugar  con sus amigos.