El artista con sede en Toronto, Keita Morimoto , mezcla en su pintura el estilo clásico con algunos toques contemporáneos, (y un poco de surrealismo).