El fotógrafo conceptual Kanghee Kim está aquí para desafiar las percepciones del bien y del mal, de  el arriba o el abajo, de lo hermoso y lo feo. Sus imágenes combinan objetos mundanos y  conceptos que normalmente no cabrían juntos, para demostrar la versatilidad del mundo de la creatividad y del arte. En su obra, los zapatos se mezclan con frutas y verduras, el plástico encuentra un lugar en la naturaleza y todo lo que pensamos que sabemos se convierte en arbitrario.