Dorielle Caimi explora en su pintura, muchas de las cuestiones universales y sentimientos experimentados por las mujeres de hoy.  Esto lo logra con una especie de alegría colorista, que lo hace aún más delicioso.