Benoit Paillé es un fotógrafo autodidacta. Su trabajo muestra su carácter intimista. Busca en él mostrar la belleza emocional por encima de la física. Utiliza técnicas digitales para lograr un gran impacto visual, sin perder la esencia, la emoción de la fotografía.